viernes, 4 de julio de 2008

No me pinchesssss

Lo dicho, no sigas pinchando, que esta vez no me vas a encontrar. Ya estoy cansada de discusiones, de peleas, de los mismos temas una y otra vez, y sencillamente, ya se me han acabo las ganas de marear la perdiz.

Estoy orgullosa de lo que hago, de lo que he conseguido y, sobre todo, de quien soy, y aunque suene pedante se que soy una buena persona, y que quien me conoce, me aprecia, y aunque somos la noche y el día, y tu eres el guay y yo la saboría, poco a poco hay gente que realmente se da cuenta de lo que valgo, y de que a veces las cosas en casa no son lo que parecen desde afuera, y a mi ese pequeño apoyo me está dando muchas fuerzas, y se le añadimos la calma que me dan las baños nocturnos (jaja) ahora soy mucho más fuerte o más pasota según se mire.

Si quieres discutir, búscate a alguien, yo no estaré, ya, NO.

2 comentarios:

Paços de Audiência dijo...

Esa es la esencia. Al final sólo te tienes a ti. Lo importante es que estés bien contigo misma.

El problema no es discutir con otro sino cuando discutes contigo mismo.

ekeba dijo...

eso, tú tienes que estar agusto contigo.
También muchas veces lo mejor es evitar los conflictos, respirar hondo, relajarse, y volverse zen.

Mucho ánimo que tú lo vales, y quien diga lo contrario no tiene razón ;)